La gigante tecnológica de Corea del Sur, Samsung, ganó el más reciente «asalto» en su pelea global contra Apple.

Un tribunal en Japón determinó que los teléfonos y las tabletas de Samsung no violan las patentes de la empresa estadounidense.

La semana pasada un jurado en Estados Unidos decidió que Samsung le debe pagar a Apple más de US$1.000 millones en daños y perjuicios después de haber encontrado que la compañía surcoreana violó varias patentes que Apple tenía en el diseño y sistema operativo de dispositivos móviles de comunicación.

El jurado rechazó las demandas revocatorias de Samsung, según las cuales el fabricante de iPhone no había licenciado detalladamente sus tecnologías.

En Corea del Sur, un tribunal ordenó que las dos compañías se paguen mutuamente por daños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here