Después de una persecusión , Guardaparques de Malargüe secuestraron en un allanamiento 2 guanacos, seis choiques, un piche y dos fusiles,  elementos éstos, que estaban en un puesto al pie del cerro El Nevado en el que se celebraba el bautismo de un bebé.

El procedimiento fue en la tarde de la víspera y se labraron las actas correspondientes por la violación a la ley de fauna. Los guardaparques advirtieron  actitudes sospechosas por parte de conductores de camionetas 4×4  y ante la posibilidad de que se tratara de cazadores furtivos comenzó una persecusión.

Los conductores fueron  acorralados y multados por poseer animales cuya protección está garantizada por la ley y tenencia ilegal de armas.

Los choiques, guanacos y piches era lo que había quedado de una fiesta de bautismo celebrada el sábado, indica el acta de infracción labrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here