Joaquín Morales Solá firmó ayer una columna titulada “Esa obsesión por dividir y fracturar” que -según él- tiene la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Llamó la atención un error de tipo histórico que cometió el columnista.

En un pasaje el periodista se preguntó: “¿Por qué la Presidenta tenía que ningunear a España, delante de su embajador, cuando mencionó que 1 miembro de la Corona Española había sido la figura central del Centenario? ¿No se pavonea ella ahora con la supuesta amistad de los actuales Reyes Españoles?”.
El columnista no ha leído 1 nota publicada también en La Nación bajo el título “La celebración de 1910 también fue masiva”, con la bajada “El Presidente de la Nación Figueroa Alcorta encabezó los actos del Centenario con un encendido discurso contra España”.

En el texto, el contraste con la mirada de Morales Solá fue más abrupto aún. “El discurso de Figueroa Alcorta –recordó la nota- fue 1 apasionado repaso de la historia Argentina, desde los tiempos de la conquista. Abundó en elogios para los próceres de Mayo, ‘la encarnación viviente de la Patria’, y fue muy duro con la ‘dominación colonial establecida’ por España durante lo que llamó ‘la noche 3 veces secular que sucedió a los resplandores de la conquista’, noche que -afirmó- gravitó sobre el continente como 1 ‘manto esterilizante destinado a impedir la germinación de las ideas de progreso moral o político’”. En la nota, agregó que “el mandatario no escatimó críticas pese a que en el palco oficial, parada a su lado, estaba la Infanta Isabel, que había viajado para participar de los festejos del Centenario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here