Haya paz en el mundo de las botineras. Después de  criticado a Maxi López y catalogarlo como un hombre que buscaba desesperadamente conocer a una mujer famosa, el amenazó con iniciarle  y Mariana de Melo volvió a romper el silencio.

En esta oportunidad, el  elegido fue nada más y nada menos que Wanda Nara, la “vedette” retirada que actualmente vive junto a su marido e hijos en Italia mientras el  de López lucha por no irse al descenso .

“En su momento, yo creía que era su amiga, pero no sé por parte de ella. Después pasaron un montón de cositas, me sentí desplazada de su vida. Es una persona a la que quería mucho. Hasta me ha invitado a su casamiento”, arrancó la morocha en diálogo con el portal Ciudad.

Pero, ¿qué fue lo que pasó? ¿Por qué se distanciaron? “Debe ser el nivel de clase social. La verdad es que hay muchas cosas que no entiendo. Yo sigo siendo la misma chica desde el primer día que me metí en este ambiente. Sigo manteniendo la misma humildad, no me agrandé”, respondió con ironía.

Lejos de querer  el vínculo con la actual señora de López, de Melo insistió en recomponer el vínculo pero la respuesta de la nueva adepta a las carteras de  y autos importados nunca le respondió.

“Hay chicas, personas, a las que se les sube todo a la cabeza. No sé qué le habrá pasado. Yo no hablé más con ella. La he llamado un  de veces, le he dejado mensajes en su celular, le mandé mails y nunca me respondió. No entiendo qué le habrá pasado”, precisó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here