El Estado será titular del 90% del capital societario mientras los municipios tendrán en sus manos el 10% restante.

Después de un debate que incluyó a 14 oradores y con el apoyo de 10 de los 11 bloques legislativos, por ser el Partido Demócrata el único que votó en contra, la Cámara de Diputados, dio media sanción al proyecto por el cual se crea la Empresa Mendocina de Energía S.A. (EMESA) a través de la cual se pretende realizar “el estudio, prospección, exploración, explotación, industrialización y administración de todos los recursos energéticos y mineros provinciales cualquiera sea su fuente y características”.

Entre los principales objetivos de EMESA se destaca “realizar y ejecutar proyectos de construcción, renovación, ampliación de las obras necesarias para la explotación de todos los recursos energéticos y mineros”. También incluye “concretar la producción, transformación, transporte, distribución y comercialización de la energía proveniente de dichas fuentes” junto a “la ejecución y desarrollo de las Energías Alternativas renovables y sustentables ambientalmente y la aplicación de la matriz energética de Mendoza que serán determinadas por el Concejo Provincial de Energía”.
El proyecto de la empresa establece que la misma “podrá operar en cualquier segmento de la cadena de valor por los bienes energéticos en forma integrada o autónoma.” Asimismo intentará “promover la innovación tecnológica y observar mecanismos de transparencia y competencia empresarial con estricto apego al ordenamiento legal”. EMESA se deberá constituir con un capital social mínimo de 1 millón de pesos. En este sentido, se establece que la empresa dispondrá de acciones clase A y B. Las primeras serán ordinarias, con derecho a 1 voto por acción y representarán el 90% del capital societario de titularidad exclusiva del Estado Provincial; las acciones clase B serán ordinarias, con derecho a 1 voto por acción que representarán el 10% del capital social y serán de titularidad de las jurisdicciones municipales que las suscriban. Asimismo, cualquier movimiento accionario deberá ser aprobado por la Legislatura Provincial con el voto de dos tercios de los integrantes de cada una de las Cámaras.
La Dirección y Administración de la sociedad estará a cargo de su directorio compuesto por: un Presidente elegido por el titular de las acciones clase A; un Vicepresidente elegido por el partido político de la oposición que represente la primera minoría en la Legislatura Provincial y 4 directores titulares, dos elegidos por el titular de las acciones clase A y dos elegidos por los partidos políticos de la oposición que representen la segunda y la tercera minoría en la Legislatura Provincial. Además se designarán 4 directores suplente. La duración en los cargos será de 3 años.
Por su parte, el Ejecutivo Provincial deberá elaborar dentro de los 90 días de sancionada la ley, el Estatuto de EMESA y remitirlo a la Legislatura para su aprobación. Ese instrumento deberá contar con los requisitos establecidos en la Ley nº 19550 de Sociedades Comerciales.
Dentro del articulado de la norma, se establece que se transferirán a EMESA, “la jurisdicción y los derechos que le corresponden al titular de los permisos de explotación y exploración de los recursos energéticos y mineros de la Provincia”. En tanto, el Poder Ejecutivo otorgará las concesiones correspondientes por vía de licitación pública.
Por último, en el caso de las concesiones, contratos, convenios y/o permisos ya otorgados, la norma establece que EMESA respetará el cumplimiento de las mismas en cumplimiento de la ley nº 7526 de hidrocarburos de la provincia y otras legislaciones vigentes.
El proyecto que obtuvo media sanción, contó con el aporte de otras iniciativas relacionadas con el tema, siendo las del Poder Ejecutivo y la del diputado Roberto Blanco las más trabajadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here