Un joven asaltó una panadería de la localidad bonaerense de Altos de San Lorenzo, partido de La Plata, y luego se disculpó ante las dos empleadas del comercio.

El delincuente, que había amenazado a las mujeres con un revólver, se apoderó del dinero de la caja y escapó.

 

Un joven asaltó una panadería de la localidad bonaerense de Altos de San Lorenzo, partido de La Plata, y antes de escapar les pidió disculpas a las dos empleadas.

 

«Disculpen, pero tengo que darle de comer a mis hijos», se excusó el asaltante, según informaron hoy fuentes policiales.

 

El inusual episodio se registró en la tarde de ayer, poco después de las 14, en la panadería «Los Confititos», ubicada en la calle 72, entre 23 y 24.

 

El delincuente, tras amenazar a las dos empleadas de la panadería con un revólver, se apoderó del dinero de la caja y escapó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here