Marihuana sintética, conocida como K2 Spice, y unas doce latas de una bebida energética habrían provocado la hospitalización de Demi Moore, la semana pasada. Según el doctor John Sharp, miembro de la escuela de Medicina de Harvard, la actriz tuvo efectos relacionados con esta droga que «tiene serios riesgos para la salud».

Su uso está vinculado a la sicosis, ataques cardiacos y convulsiones, síntomas que la ex de Ashton Kutcher presentó antes de ser internada de urgencia. En un principio, se dijo que había inhalado óxido nitroso, pero la nueva versión apunta a un auto-atentado de la actriz.

Además, Moore habría tomado en una sola tarde más de diez latas de una bebida energética. La marihuana sintética está prohibida en EE.UU. debido a su potencial riesgo para la seguridad pública y la salud de quienes la consumen. La droga solía venderse libremente hasta hace un año, cuando fue catalogada de ilegal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here