Christian Alcalá, Secretario de Obras y Ambiente de la Municipalidad de Malargüe.

El 2012 será crítico en toda la provincia en materia de disponibilidad de agua, a raíz de lo cual, municipios como el de Malargüe han implementado una serie de acciones en forma conjunta con empresas como AySAM para minimizar el impacto de la crisis, tanto en la disponibilidad de agua para consumo de la población, como en el abastecimiento del vital elemento para los crianceros (actividad fuerte en Malargüe) y la agricultura, mayormente concentrada en la producción de papa semilla.

 

Consultado por ALSURinforma.com, el Secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Malargüe, Christian Alcalá, puntualizó: «Nosotros hemos tomado el decreto del Sr gobernador y estamos trabajando con los organismos encargados del recurso hídrico en el departamento como lo es la jefatura de riego de irrigación y nosotros con la responsabilidad que nos compete por lo que hemos adoptado algunas medidas en forma conjunta con AySAM, caso puntual de dos perforaciones municipales en diferentes puntos (Polideportivo Malal-Hue; Matadero Municipal y cerca del Cementerio) que tras la firma de un convenio, han sido vinculadas a la red de agua que distribuye AySAM. Ellos pagan un canon y nosotros le damos la autorización para el uso de la perforación, que refuerza la dotación de agua que se distribuye en Malargüe ante la falta de agua que se registra en el Río Malargüe, que es el canal matriz. Esa realmente fue una medida importante no solamente para la crisis hídrica que estamos viviendo ahora en verano, sino también como previsión para fenómenos ambientales como puede ser la caída de cenizas y en el caso del invierno, con el congelamiento de la toma del dique que era un problema recurrente».

«Por otro lado también proveemos agua con camiones municipales a algunos puntos de la zona periurbana y rural sobre todo del departamento donde aún no existe servicio de red, más allá de las 14 plantas de agua potable que tiene el municipio. Durante el año 2011 hemos repartido casi 4,5 millones de litros de agua en la zona rural, haciendo más de 230 mil kilómetros repartiendo agua para mitigar de algún modo la falta de agua a los crianceros para que no quede afectada su productividad y también nos hemos en la dificultad que algunos vecinos todavía no entienden y que tiene que ver con la reducción de frecuencia de riego en algunas calles de tierra que todavía quedan en Malargüe, porque tenemos que usar el agua, priorizando las necesidades de consumo de la población, medida que hemos implementado con nuevos sistemas de riego de los espacios verdes caso puntual de riego por aspersión que consumen menos agua que los riego a manto tradicionales que se hacían; es decir que se están tomando medidas para adaptarnos a estos nuevos cupos de agua que disponemos».

En referencia a la agudización de la crisis hídrica y las previsiones para el 2012, el funcionario manifestó: «Nosotros preveemos una situación crítica en todo Malargüe y eso que el verano recién empieza y creemos que estas medidas se van a tener que fortalecer de alguna forma, con las vinculaciones a la red de agua de algunas otras perforaciones de la ciudad y estar atentos a que la población se concientice. AySAM es la que ejerce el poder de policía del agua en la ciudad, pero en el caso de las zonas rurales donde el municipio es responsable a traves de las delegaciones municipales, estamos llegando con sanciones, cosa que no tiene precedentes y en casos como Bardas Blancas, Agua Escondida y Ranquil Norte donde se han detectado derroches de agua, a través de la dirección de inspección se han aplicado las sanciones correspondientes, pero antes de llegar a la sanción, queremos llegar con la prevención del hecho, por eso se ha realizado un fuerte trabajo respecto a esto».

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here