La Iglesia santacruceña pidió hoy «encarecidamente» que se detengan los actos de violencia en la provincia, donde ayer resultaron heridas al menos 20 personas tras la represión policial e incidentes durante una marcha de estatales que se oponen a proyectos de ley para declarar la «emergencia económica».

«Pedimos encarecidamente que se detengan los actos de violencia empeñándonos en una nueva imaginación para vivir la democracia con justicia y paz», subrayaron los obispos Juan Carlos Romanín y Miguel Ángel D’Annibale y del Equipo Diocesano de Pastoral Social.

La Iglesia diocesana advirtió que » esta realidad dolorosa deviene de una historia de vínculos societarios rotos, y nos obliga a pensar y reflexionar juntos como comunidad los grandes ejes que deben constituir la prioridad provincial, propiciándose un encuentro de todos los sectores sociales».

Asimismo, reclamó a la sociedad en su conjunto «un compromiso para interpretar nuestra realidad, buscando a través del diálogo irrestricto caminos apropiados para encontrar alternativas concretas para la paz y la convivencia». La situación de inestabilidad política obligó, de hecho, a retrasar la llegada de la presidenta Cristina Kirchner a la provincia, donde tenía previsto pasar fin de año

«Estamos viviendo los días posteriores a la Navidad, el pesebre está presente en todos nuestros hogares, como es costumbre, hasta el próximo 6 de enero. En medio de estas fiestas familiares somos testigos una vez más de hechos de violencia, corridas, heridos, que no condicen con el espíritu de la Navidad», dijo en el comunicado.

Romanín, D’Annibale y la Pastoral Social diocesana desearon, además, que «el comienzo del nuevo año nos encuentre reunidos alrededor de la mesa con el deseo de la paz, pero que este deseo se concrete en las acciones del día a día

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here