De aprobarse la propuesta, podría ponerse en práctica en las elecciones del próximo 23 de octubre.

El juez federal Walter Bento viajará la semana que viene a Buenos Aires para solicitar la autorización formal a la Cámara Nacional Electoral. El Ejecutivo ya impulsó la propuesta y el Poder Judicial estudia la viabilidad.

La experiencia ya se ha vivido en distintas provincias y municipios del país pero aún en Mendoza no se ha puesto en marcha la experiencia del voto electrónico salvo en Capital con el pedido explícito que realizó Víctor Fayad para las elecciones de concejales del 2009. La idea del Ejecutivo es hacer una prueba general en todo el territorio mendocino y ponerla en marcha el próximo 23 de octubre. Por supuesto que para que se concrete queda dar los principales pasos para que la vivencia moderna se realice en la provincia.

Todo indica que así será. Esto es porque la semana que viene el juez federal, Walter Bento, viajará a Buenos Aires para hacer explícito el pedido a la Cámara Nacional Electoral y «traer la buena noticia» de que en octubre se implantará el sistema del voto electrónico como forma complementaria y simulada de las ya famosas urnas digitales.

Quien ya estuvo reunido con el ministro de Gobierno, Félix González, y el titular de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Pérez Hualde, fue el asesor de la Subsecretaría de Asuntos Públicos del Ministerio del Interior, Carlos Enrique Herbon, quien elevó la propuesta al titular de la cartera Florencio Randazzo. «Hemos impulsado en varias provincias la experiencia del voto electrónico de simulación como en Tierra de Fuego», expresó Herbon, quien aseguró: «Hemos decidido apoyar todas las iniciativas provinciales y, Mendoza ha asegurado tener la voluntad para que la vivencia se pueda dar en las futuras elecciones».

La simulación consistiría en hacer un ensayo con una muestra determinada de la población mendocina después de votar a los candidatos en forma tradicional. «La idea es invitar a la ciudadanía, después de haber emitido su voto, a pasar a otro ámbito a sufragar en las urnas electrónicas. Lógicamente el voto no tendría valor sino que funcionaría como experiencia», explicó el asesor nacional.

«Ahora estamos estudiando la parte técnica de la provincia y la viabilidad de que se pueda aplicar en el territorio. Hay que analizar, por ejemplo, en qué situación está la red de conectividad», explicó Herbon, quien agregó: «Tenemos que generar un montón de temas que hagan posible la experiencia. Entre ellos, se necesita que la Junta Electoral dé el visto bueno y parece que esto va en buen camino».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here