Augusto Fernández fue uno de los héroes de la noche platense: la bajó de pecho y la empujó frente a Barovero para abrir la goleada. Ya lleva seis goles en el año. “Lo importante es lo grupal, el partido que hicimos y al rival que le ganamos”, dijo tras la victoria.

A los 36’ del primer tiempo, el del 8 en la espalda velezana se convirtió en la primera pesadilla de la noche del arquero Barovero. Tras un exquisito pase de Moralez, Augusto Fernández la bajó con el pecho, la empujó con el pie derecho y ante la mirada de los defensores convirtió el que iba a ser el primero de los cuatro goles de la noche.

El Negro, que ya lleva seis goles en lo que va del año, sabe que está atravesando su mejor momento individual desde que llegó al club de Liniers. “Gracias a Dios se me está dando y estoy teniendo un buen nivel”, comentó tras la goleada de su equipo ante Estudiantes en La Plata, aunque prefirió dejarle todo el mérito al equipo: “Lo importante es lo grupal, el partido que hicimos y al rival que le ganamos”, dijo.

Vélez quedó como único puntero del campeonato, con dos porotos más que River, y hundió al Pincha a la novena posición. De todas formas, la mente por estos días estará puesta sobre el otro frente, la Copa Libertadores.

Los de Gareca viajarán a Quito para jugar ante la Liga su partido de vuelta, y aguantar de visitante el 3-0 conseguido en Liniers: “Nos planteamos desde un principio para pelear. Estamos bien encaminados tanto en la Copa como en el torneo. Hay que ir partido por partido. Ahora a pensar en la Liga de Quito”, tiró un feliz Fernández. 100% realismo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here