En España se espantan por la molestia fìsica de Leo. En Argentina se prende una luz roja advirtiendo que el equipo debe tener un plan B para cuando el mejor jugador del mundo no puede estar, lo marcan o sencillamente juega mal. Pobre lo de la Selección en el empate con Costa Rica. ¿A vos qué te pareció? Opiná.

La ausencia del mejor jugador del mundo siempre se va a sentir. Tener a Messi apilando rivales o sentadito en el banco es una diferencia para no dejar de advertir. Ese será uno de los desafíos de Batista: mientras afirma el Plan A, también desarrollar uno B para cuando Leo no juegue, lo marquen bien o simplemente tenga una mala tarde.

Sin delanteros-delanteros, el Checho juntó buenos pies para tratar de mantenerse en su idea de control de pelota. Es cierto, por largos momentos lo consiguió pero ese romper la línea que genéticamente provoca Messi no existió. Ni eso ni cómo reemplazarlo. Entre Gaitán, Pastore y Sosa se repartieron el ataque pero no tuvieron un desequilibrio clave.

Así y todo, Sosa quedó mano a mano, Pastore pateó desde muy cerca (con la marca encima) y Banega también piso el área con peligro. Pero no fue un dominio claro y determinante. Tan es asi que los Ticos tuvieron dos muy claras (una salvada por un cruce fenomenal de Garay). Porque tener la pelota no significa que inevitablemente se generarán situaciones de gol.

El pase del equipo no fue bueno. La entrada de Belluschi pareció despertar al equipo, pero fue apenas la ilusión de querer ver más por parte de la Argentina. Las conclusiones de Batista no saldrán por el nivel de juego colectivo, en el que por momentos no pudieron darse tres pases seguidos, si no las actuaciones individuales que se están jugando un lugar en la Copa América.

Sin chispa, sin conexión entre las líneas y un partido que dejará poco para el análisis y que hizo extrañar mucho al mejor del mundo. Que no hizo más encender esa alarma Messi rapidamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here