El vicepresidente, Amado Boudou, supervisó junto al ministro de Salud, Juan Manzur, las acciones preventivas contra el dengue que se desarrollan en la provincia de Misiones, fronteriza con Paraguay y Brasil, según se informó oficialmente.

«Es tan importante que exista un plan nacional como la tarea que hace cada agente sanitario en cada uno de los hogares. Es muy importante el compromiso de cada familia y la acción colectiva con el descacharrado, el aseo y la higiene”, destacó Boudou.

 

El vicepresidente agregó que “eso nos ha permitido el espectacular resultado de los últimos dos años, que también tiene que ver con un modelo de país y de desarrollo como el que lleva adelante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

 

Este lunes, Boudou y Manzur, junto al gobernador de Misiones, Maurice Closs, se reunieron con personal de los operativos de control del mosquito Aedes aegypti, vector de la enfermedad, en la zona de la Triple Frontera, el punto del norte misionero donde se tocan los territorios de los tres países.

 

«El gran desafío es que el virus no ingrese al país», consideró Manzur. «Para eso estamos intensificando las medidas de prevención”, agregó.

 

El titular de la cartera sanitaria destacó que en la actualidad “no hay circulación viral en la Argentina», aunque indicó que la situación en la región es “difícil y compleja”, con un incremento de los casos registrados.

 

“Lo más probable es que en algún momento podamos detectar personas con dengue, que estén de visita o hayan ido a países con circulación. Por eso el sistema está alerta y atento”, señaló el ministro.

 

Explicó además que en el caso de que ocurriera eso, “se va a actuar de acuerdo al plan nacional de lucha contra el dengue, haciendo bloqueo de foco y todo lo que eso desencadena”.

 

“En los temas de salud pública, como en muchas otras cuestiones, el resultado depende de lo que haga cada uno de nosotros”, aseguró Boudou más tarde durante la apertura de la «Jornada de Acciones Intensificadas para la Prevención y Control del Dengue», que se desarrolló en un hotel local.

 

“Nada es casualidad en los resultados. Y la Argentina del 2012 no tiene nada que ver con la Argentina del 2002”, subrayó el vicepresidente en su discurso.

 

En la actividad -destinada a profesionales de la salud, agentes sanitarios, y funcionarios provinciales y locales-, participaron además el ministro provincial de Salud, Oscar Herrera; el director del Instituto Nacional «Fatala Chabén», Sergio Sosa Estani, y el intendente de Puerto Iguazú, Marcelo Sánchez.

 

Al término de la jornada, Boudou comentó a los periodistas que “esto es lo que nos dice siempre la Presidenta: hay que estar ocupándose de las cuestiones que le sirvan al conjunto de los argentinos para mejorar la calidad de vida”.

 

Respecto del Instituto Nacional de Medicina Tropical (Inmet) -organismo dependiente de la cartera sanitaria nacional, con sede en Puerto Iguazú-, el funcionario afirmó que está ubicado “donde se pueden producir las dificultades, con un profundo sentido federal, lo que permite que haya resultados favorables”.

 

Y resaltó que su creación forma parte del “conjunto de medidas” dispuestas por el Gobierno para la lucha contra patologías como el dengue, el chagas, la fiebre amarilla y la leishmaniasis, entre otras.

 

Manzur remarcó que la presencia de Boudou significaba «no sólo un estímulo sino también un reconocimiento» al trabajo de prevención del dengue.

 

Los funcionarios se trasladaron luego al barrio Belén para observar las acciones de descacharrado y fumigación espacial, las que forman parte de un operativo intensivo de dos días que cubrirá 17 barrios de la ciudad misionera fronteriza con Brasil y Paraguay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here