cristina200La Presidenta firmó hoy el Decreto 1.602, que otorga la asignación universal para protección social por hijo menor a 18 años a todas aquellas familias que estén desocupadas o se desempeñen en el sector informal. Así se anunció hoy en Casa de Gobierno, durante un acto en el que estuvieron presentes gobernadores y gran parte del gabinete nacional.

Según explicó, «es uno de los instrumentos salariales más redistributivos y justos, porque llega a cada hijo».

«Esto no tiende a competir con el mercado laboral quitando mano de obra: acá el que percibe la asignación cuando consiga trabajo sigue percibiendo la asignación familiar, lo que complementa nuestro programa, que es conseguir trabajo decente para todos los argentinos», aclaró Cristina.

Y agregó: «El trabajo decente, no tengan dudas, es el único instrumento para erradicar la pobreza». En ese sentido, la Presidenta manifestó que el objetivo del gobierno que encabeza es «pelear por el trabajo decente, por agregar valor a nuestros productos, a nuestras empresas y al comercio».

«Si yo les dijera que con esto terminamos la pobreza, sería hipocresía o cinismo, y la verdad que ese nunca ha sido mi fuerte», advirtió la jefa de Estado, que detalló que a partir de ahora se incorporarán casi 10 mil millones de pesos para los sectores más vulnerables.

Los fondos serán obtenidos del sistema provisional y será el ANSES quien deberá dictar las normas complementarias para las prestaciones. Además, el control será realizado por la comisión bicameral fiscalizadora de los fondos de la seguridad social.

Sobre ese punto, la mandataria consideró: «Si hubiéramos dejado esos recursos en las manos de las administradoras de pensión, seguramente hubieran sido para pagar comisiones, sueldos de ejecutivos y tal vez algunas otras cosas más», al tiempo que preguntó a aquellos legisladores que no acompañaron la estatización del sistema provisional “cómo podrían haber ayudado a llevar esto adelante”.

El programa

La medida abarca a aquellos niños y adolescentes que no perciban otra asignación y pertenezcan a grupos familiares desocupados o que se desempeñen en la actividad informal.

El límite de edad será los 18 años, mientras que para los discapacitados no habrá edad topa.

Se detalló que hasta los cuatro años deberá cumplirse el control sanitario y la vacunación obligatoria, y a partir de los 5 años deberá acreditarse la concurrencia a establecimientos educativos públicos.

En ese sentido, se entregará mensualmente el 80 por ciento de la asignación y el 20 por ciento restante se otorgará en marzo, cuando se presente la documentación que corrobore la finalización del ciclo lectivo anterior.

El monto de la asignación será de $180 y se cobrará mediante una caja de ahorro del titular en el Banco Nación, con una tarjeta sin costo alguno. Será entregado solamente a uno de los padres.

La administración estará a cargo del Anses, sujeta al control de la Comisión Bicameral de control de los fondos de la Seguridad Social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here