En Brasil, el equipo de Milito igualó 0-0 con el Chapecoense, como en la ida, y cayó 5-4 en la definición de octavos de la Copa Sudamericana, en partido con incidentes.

chapecoense-independiente-copa-sudamericana-28092016_1i6uiyozewyqu10ntvc9d9q8r5BRASILIA (DyN) — Independiente quedó eliminado de la Copa Sudamericana al caer por 5-4 ante Chapecoense en definición desde el punto del penal, tras haber igualado 0-0 el tiempo regular del partido desquite desarrollado en Chapecó, Brasil.

En el juego de ida también habían terminado sin goles los 90 minutos, por lo que los Rojos quedaron fuera de la competencia.

En este cotejo decisivo el conjunto de Gabriel Milito fue superado levemente durante el tiempo reglamentario, pero a su adversario le faltó contundencia para liquidar la serie y hubo que recurrir a la definición desde los once metros.

Y en esa instancia el equipo brasileño fue un poco más certero (Independiente desperdició cuatro disparos) y avanzó a los cuartos de final del torneo, instancia en la que se medirá con Junior (Colombia).

A diferencia de lo ocurrido en Avellaneda, Chapecoense salió a buscar el partido en su estadio y liberó espacios que le permitieron a Independiente sacar peligrosas réplicas.

Así, a los 3 minutos, Emiliano Rigoni recibió del Cebolla Cristian Rodríguez y quedó solo frente a Danilo, pero en el mano a mano ganó el arquero y despejó al córner. Fue la más chance clara del segmento para el equipo de Milito, que desde entonces y hasta el final de los 45 minutos iniciales perdió precisión y profundidad.

Tampoco hubo muchas luces del lado del equipo brasileño, que sólo arrimó algo de peligro las pocas veces que Tiaguinho logró desbordar a Gustavo Toledo. Recién en el final se acercó el conjunto local con un cabezazo de Ailton Canela que encontró bien parado al uruguayo Martín Campaña y un tiro libre de Dener que se fue cerca del poste derecho del arco visitante.

Como en la parte inicial, Independiente arrancó bien el segundo período y estuvo cerca de abrir el marcador con un bombazo de Jorge Ortiz que pegó en el ángulo. Y enseguida, en una réplica veloz, tuvo su oportunidad Rigoni, pero su remate fue defectuoso.

Sin embargo, el que más cerca estuvo fue el conjunto local cuando a los 10 minutos, tras acción originada con pelota parada, Filipe Machado estrelló un disparo en el travesaño, el balón picó en la línea y salvó Campaña.

Esa acción encendió al equipo brasileño que, capitalizando errores del conjunto de Avellaneda, empezó a arrimarse más. Y a los 16 el que tuvo su chance fue Cleber Santana que sacó un centro que se fue cerrando y pegó en el parante izquierdo del arco visitante. Los serios incidentes entre los hinchas de Independiente y la policía local bajaron el ímpetu de ambos equipos y el partido se enfrió.

Hasta que volvió a reaccionar Chapecoense en el cierre y tuvo dos situaciones claras, una desperdiciada por Bruno Rangel que elevó su remate desde abajo del arco, y otra por Cleber Santana, quien volvió a estrellar la pelota en un palo.

En el balance final terminó siendo un poco más el conjunto brasileño, pero le faltó contundencia en los metros finales y hubo que ir a los envíos desde la corta distancia.

Y en esa instancia, Danilo atajó cuatro remates, todos ellos muy mal pateados, y sentenció la suerte del conjunto de Avellaneda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here