«Triste adiós», publican los diarios en Portugal y con esa frase lo expresan todo. Con apenas un gol en contra en cuatro partidos, el equipo cuya estrella máxima es Cristiano Ronaldo dejó el Mundial de Sudáfrica al caer 1-0 con España, por los octavos de final.

Después de una primera parte en que se la vio en un buen nivel y contó con varias situaciones de gol (al igual que los españoles), la selección portuguesa dejó de existir en términos ofensivos y esa fue su despedida del Mundial, consiguiendo así España su pase a cuartos de final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here