En dos meses más los test a los automovilistas se realizarán mediante la saliva y se le quitará el auto al que maneje bajo efectos de la cocaína, la marihuana o el éxtasis. Asimismo serán castigados aquellos que consumieran drogas aún con prescripción médica

A través de una licitación pública, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires definió que en los nuevos controles a implementarse dentro de alrededor dos meses, se establecerá por medio de un test con saliva. En él se detectará la mínima presencia de algunas drogas ilegales, pero también de las legales.

Las drogas ilegales que detecta el dispositivo son marihuana, cocaína y metanfetaminas, como el éxtasis. Todo a través de un trámite sencillo que puede durar como máximo unos cinco minutos y que debuta en Latinoamérica.

Asimismo, el test detectará drogas de prescripción médica que afectan el sistema nervioso central como las benzodiacepinas, presente en medicamentos como los tranquilizantes y también opiáceos donde los más comunes como la morfina o la codeína se pueden encontrar en algunos jarabes.

Es de destacar que los nuevos controles donde no habrá ningún tipo de tolerancia y que se agregan a los de alcoholemia, son para prevenir accidentes viales.

En un principio, estarán ubicados en zonas con gran concentración de boliches o restoranes y para los casos positivos, se aplicará una multa que va de $200 a $2.000 o 1 a 10 días de arresto, además del secuestro del auto según informa el diario Clarín.

Cabe recordar que los efectos que causan las drogas a la hora de manejar son entre otras, la dificultad en la coordinación, en la velocidad de reacción, la visión nublada, distorsiones de espacio, tiempo y lugar, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here