La increíble pero cierta situación se dio ayer cuando Los representantes sindicales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Raquel Blas, y de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros), Isabel Del Pópolo, anunciaron, pocos minutos después de las 17.30 que iran a un paro el día martes en los hospitales y centros de salud de la provincia

El motivo o para decirlos con todas las letras “ la movida política” de Raquel Blas fue que los representantes del Gobierno demoraron 30 minutos en llegar a la reunión.

Según información de algunos miembros de la Asociación, el tema porcentaje estaba cerrado y no existía grandes diferencias con el Gobierno en el acuerdo paritario que se firmaría por estos días.

Lo más grave fueron las declaraciones de la “Dama de Hierro”, dijo Raquel Blas “ …llegar tarde es una falta de respeto”,

La medida que deberá sufrir la sociedad mendocina sin dudas esta empañada de rivalidad política y hace que exista una desnaturalización de los representantes gremiales para transformarse en militantes políticos que no miden las consecuencias de miles de personas enfermas que deben ser atendidas, partos, cirugías, tratamientos etc etc

Tal vez los representantes gremiales perdieron el rumbo y se olvidaron que están en medio de una negociación,que implica, por cierto, ideas y vuelta, propuestas y contrapropuestas pero que si no prima la tolerancia y la predisposición para lograr el objetivo deseado por los trabajadores, el resultado se transforma en un notable perjuicio para la sociedad y sin duda para los propios trabajadores

¿Dejar sin salud a la población, no será una falta de respecto, y algo mas?

 

 

Editorial

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here