La finalización práctica de la cosecha de uva, coincide con la primera helada que, de darse una situación similar a 2010, este año podría llegar hasta mayo.

Sin embargo, según adelantaron fuentes cercanas a la Cámara de Bodegueros, el inconveniete se presentaría si la helada afecta a las producciones porque eso dispararía el precio de la uva madura y los bodegueros se verán ante la incertidumbre de ingresar o no uva verde en sus producciones.

«Hay entre una y dos semanas de atraso. En Mendoza estamos en menos de 30 por ciento del pronóstico; en San Juan se está a poco menos al 45 por ciento. El tema es que este fin de semana largo muchas bodegas no van a recibir uva», explicó el presidente del INV, Guillermo García.

García anticipó que «Para dar una fecha esperaremos a la semana 18; son tan pocos los kilos que han ingresado que es difícil predecir cuándo terminaremos», señaló el titular del INV.

Desde Bodegas Trapiche, Daniel Pi, enólogo de la firma, puntualizó «La cosecha está muy atrasada, al menos 15 días de la fecha normal de recolección. Si a eso le sumamos que hay más uva que el año pasado, terminaremos de cosechar los primeros días de mayo», evaluó el enólogo.

Mientras que Pablo Minatelli, gerente de viñedos de Norton, aclaró: «el tema es complejo de discernir», porque «si el ritmo de la cosecha necesita acelerarse, se va a complicar la logística».

48 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here