La distribución del ingreso registró una ligera mejora al término del tercer trimestre de este año respecto de la medición julio-septiembre de 2010, como parte de una recomposición del empleo y el salarios, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo dio cuenta que el “Coeficiente de Gini” que mide la desigualdad del ingreso, teniendo a “cero” como el nivel de mayor igualdad, y “uno” como el de más desigual, quedó al término del tercer trimestre en 0,394 puntos, por debajo del 0,400 registrado en el período comprendido entre julio y septiembre de 2010.

 

En el tercer trimestre de 2003 el coeficiente se ubicó en 0,475, para luego iniciar un lento pero firme descenso hasta 0,394 en igual lapso de 2011.

La marca más baja alcanzada hasta el momento se produjo en el cuarto trimestre de 2010, cuando se ubicó en 0,390.

En plena crisis tras la salida de la convertibilidad, el coeficiente rondó los 0,550 puntos.

Desde 2003 a la fecha, la economía en su conjunto creció 84% según la medición que lleva adelante el INDEC.

En el tercer trimestre de este año, la desocupación bajó al 7,2 %, desde el 7,5 de julio-septiembre de 2010, en tanto que la economía en su conjunto creció 9,0 % en términos interanuales.

En este marco, el 10 % de los hogares más rico del país concentró el 28,9 % de los ingresos, mientras que el 10% más pobre, sólo se queda con el 1,8% del total.

Además, la mitad de los hogares posee ingresos inferiores a los 4.500 pesos mensuales, y la mitad de las personas, a nivel individual, ganan menos de 2.500 pesos.

El 10 de diciembre pasado, al asumir su nuevo mandato la presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó que “mientras haya un pobre en la Argentina no se habrá completado el proyecto nacional y popular”.

En su discurso, la jefa del Estado destacó las políticas de inclusión social llevadas adelante, como la asignación universal por hijo y para las embarazadas, que brinda un subsidio en tanto los niños reciban atención médica y asistan a la escuela, y que permitieron reducir los niveles de desigualdad.

En otro tramo de su mensaje, detalló cifras de 2003, cuando comenzó el gobierno de Néstor Kirchner, y las contrastó con las de ahora. «Argentina dio un salto desde que él (en referencia al ex presidente Néstor Kirchner) asumió con el 22% de votos, 25% de desocupación, 11 mil millones de pesos de reservas, con 54% de la población en la pobreza y más de 25% en la indigencia”.

“Hoy tenemos un país que tuvo el período de crecimiento más grande en sus 200 años de historia. Generamos más de cinco millones de puestos de trabajo y volvieron a existir las convenciones colectivas de trabajo», resaltó la jefa del Estado.

Según un estudio reciente elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Argentina resultó el país de América Latina que mostró la mayor reducción de la pobreza desde el 2002 hasta el 2010.

El informe -denominado «Panorama Social de América Latina 2011»- destaca que Argentina disminuyó los niveles de pobreza en 36 puntos porcentuales en el período considerado, lo que la convirtió en líder regional en esta cuestión, seguida por Perú, con una reducción de 23,8 puntos porcentuales, y Venezuela, con una merma de 20,8 puntos.

Según la Cepal, «la reducción de la pobreza en la región ha sido posible gracias a la complementariedad de los efectos crecimiento y distribución».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here