Gustavo Lleral, el reemplazante de Guido Otranto, pidió disculpas por el manejo de la causa y aseguró que aún no estudió por completo el expediente de la investigación

El nuevo juez del caso Maldonado, Gustavo Lleral, llegó a Esquel junto a sus colaboradores para hacerse cargo de la investigación sobre la desaparición del joven artesano y pidió disculpas por el manejo del caso.
“Estamos trabajando a pleno para dedicarme a esto”, aseguró el magistrado en diálogo con la prensa antes de ingresar al juzgado. Sin embargo, también reconoció que sólo vio “una parte” del expediente del que se hará cargo.

En la lista de elementos necesarios que pidió el magistrado para avanzar con la causa hay cinco computadoras de escritorio, dos impresoras multifunción, tres notebooks, un scanner, cinco celulares, una cámara filmadora, dos grabadores digitales, un proyector y dos camionetas 4×4.

Según trascendió, los datos que podrían ser clave para destrabar el caso estaría en la información que contienen los teléfonos celulares de los gendarmes que participaron del operativo.

Cuando todavía era Otranto quien estaba a cargo de la causa, la Policía Federal peritó 70 aparatos. Si bien ese contenido se filtró a la prensa, no se sabe si el juez anterior no vio u omitió datos relevantes.

Otras pericias que también están a cargo de la Policía Federal son las computadoras de los escuadrones 35 de El Bolsón y 36 de Esquel. Estos resultados generan expectativa ya que podrían aportar nuevos datos en emails, fotos, videos o mensajes.

Lleral es el nuevo magistrado que investigará la desaparición de Santiago Maldonado y cuenta con un plazo de 60 días para avanzar en las claves del caso, al que deberá dedicarse de forma exclusiva.

Luego de la recusación a Otranto, la familia de Maldonado espera que haya un giro en la investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here