Insurgentes talibanes,ataviados con explosivos y con uniforme de campaña, han atacado hoy dos bases de la OTAN, que han repelido el asalto que ha dejado un saldo de 24 militantes muertos en la provincia oriental afgana de Khost fronteriza con Pakistán, según la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). No ha habido víctimas o heridos en las fuerzas de la Alianza.

La ISAF ha precisado en un comunicado que las fuerzas afganas y extranjeras han repelido a primera hora de esta mañana sendos ataques contra dos de sus bases llevados a cabo por unos 30 insurgentes talibanes que portaban armas cortas e iban pertrechados con cinturones explosivos adosados a su cuerpo. Uno de los ataques se ha producido contra la fortificada base Chapman de operaciones avanzadas.El otro, contra la de Salerno.

En el enfrentamiento, la fuerza conjunta apoyada por aviación de combate mató al menos a 24 insurgentes y capturó a varios de ellos, ha explicado la ISAF. El oficial Wazir Pacha ha explicado a AFP que los atacantes han usado también armamento pesado y que la policía ha recuperado un coche cargado de explosivos que iba a ser utilizado contra las bases.

El ataque ha sido reivindicado por un portavoz talibán, Zabiulah Muyahid, quien dijo que 28 de sus hombres cargados con explosivos y armas de diferente calibre participaron en los ataques, según la agencia AIP. Muyahid ha asegurado que ocho integristas suicidas atacaron la base de las tropas internacionales en Sarabagh mientras otros 12 les apoyaban desde el exterior y que ocho más se enfrentaron contra fuerzas estadounidenses en la zona del antiguo aeropuerto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here