La modelo paraguaya Norita Rodríguez visitó al plantel xeneize y dejó «encantados» a los jugadores.

Fanática de Boca desde la cuna, Norita Rodríguez ya visitó los vestuarios del club xeneize para alegría del plantel. De hecho, fue tan buena la impresión que les dejó a los jugadores que recibió un ramo de flores y una carta de parte de ellos… para preocupación del DT, Claudio Borghi. «Toda mi familia es socia de Boca y no quise irme de la Argentina sin visitar la Bombonera», explicó la morocha al diario Crónica. Lo curioso es que, después de sacarse fotos con el arquero, Cristian Luchetti, y demás, habría seguido el encuentro en un lugar más apartado.

Fuentes cercanas al diario aseguraron que la morocha hizo más que alentar a los jugadores de Boca durante su visita «protocolar» como fanática. Fotos, y charlas de por medio, hizo buenas migas con parte del plantel. «La pasé muy bien con ellos», reconoció después. «Conocí a varios jugadores», admitió, quien afirmó que pasaron «cosas muy lindas» entre ellos, que no aparecen en las fotos. «Hasta donde puedo decirte la pasé muy bien. Y ellos también», comentó pícara.

Mientras tanto, el director técnico xeneize, Claudio Borghi, comentó el episodio hoy en una conferencia de prensa. Entre explicaciones tácticas y excusas por el bajo rendimiento del plantel, se refirió a la visita de Rodríguez como «un kilombo más» dentro del cabaret de La Boca. «Ver el tema en la portada de un diario a la llegada del entrenamiento es un kilombo más», señaló Borghi, quien hoy en día se debate entre quedarse o irse de Boca. El DT reconoció que la visita de Rodríguez revolucionó al plantel, pero que los jugadores «dieron su palabra» de que no hubo fiesta alguna.

Por su parte, Rodríguez aseguró: «Te repito que no me arrepiento de lo que viví», señaló la joven, que prefirió no dar detalles ni de qué vivió ni de por qué habría de arrepentirse. «Me llevé muy bien con Cristian», confesó, en referencia al arquero xeneize. «La pasé bárbaro», resumió enigmática.

Contó que tuvo un acercamiento especial con Luchetti: «Intercambiamos celulares. Cuando llegué a Paraguay, un señor, en la puerta de mi empresa, me esperaba con un ramo de flores y una carta», relató. La carta decía: «Nos impactaste. Todos los muchachos quedamos locos. Nos moviste el piso», según contó Rodríguez, para quien el papel estaba firmado por Luchetti. De hecho, Rodríguez sólo se hizo cargo de una cosa: «Me hago responsable de  los goles que le hicieron a Boca el domingo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here