Según las pericias realizadas por el Departamento General de Irrigación , se determinó que la muerte de 500 peces y muchos cangregos en el Río Mendoza, envenenados con cloro provino del hotel-spa Termas de Cacheuta a cargo de la Corporación de Los Andes que maneja las piletas de aguas termales de Cacheuta.

También la justicia ordenó la clausura del punto de vuelco que tenía la empresa. “Mediante una Inspección realizada por la Dirección de Policía del Agua de Irrigación, se verificó un vuelco de efluentes contaminantes con impacto en la calidad del cuerpo receptor y afectación de los ecosistemas hídricos asociados”, afirma el comunicado de Irrigación.

“Luego que Irrigación realizara el correspondiente análisis técnico, se pudo detallar las características tóxicas del vertido, comprobándose que la empresa no contaba con autorización para volcar al cauce efluentes de estas tipologías, lo que obligó a tomar las medidas anunciadas: sanción y clausura del punto de vuelco”.

Abogados de la empresa realizaron un descargo al Departamento Jurídico de Irrigación, pero se determinó que no aportaba elementos suficientes para exhonerar a la empresa de culpa por lo que deberá abonar en un plazo de 10 días, la multa de medio millón de pesos impuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here