El coordinador político de la Unidad Presidencia, Juan Carlos Mazzón, llegó hoy a Mendoza para iniciar conversaciones con la mayor parte de la dirigencia del kirchnerismo mendocino con el objetivo de «emprolijar» la interna y máximo de alcanzar candidatos de consenso a gobernador, vice y los tres primeros diputados nacionales.

Aunque no se conocieron detalles de los encuentros -que se producirán en horarios y lugares diferentes- se presume que el operador de Cristina Fernández organizará reuniones por separado con el gobernador Jaque, con los intendentes Miranda, Abraham y Giménez; con los diputados nacionales Pereyra, Alvaro, González, con el secretario de Medio Ambiente, Carmona y con -uno de tres- el secretario general de la Gobernación, Cazabán o los ministros Pérez y Mercau.

No se sabe si la ronda se reducirá a los candidatos «articulados» del peronismo, o si también incluirá a alguno de los que se mueven por afuera sin que hayan logrado hacer pie en el aparato partidario -tipo Eduardo Sancho- o a algún dirigente del kirchnerismo externo al PJ que muestra voluntad de participar en las internas del justicialismo.

Los encuentros forman parte de una segunda ronda de conversaciones y se llevarán a cabo con el eje «motivador» en la figura de Mazzón, a diferencia de la primera serie de encuentros que se llevó a cabo hace dos semanas en Buenos Aires y giró en torno al secretario legal y técnico de la presidencia, Carlos Zannini.

Con una fama bien ganada de saber unir «el agua y el aceite» para alcanzar éxitos electorales -fortalecida luego de que en Catamarca el kirchnerismo venció tras acordar con un sector de saadismo y aún del barrionuevismo- está muy claro que la mayor dificultad que enfrentará Mazzón en Mendoza para alcanzar el consenso está en la incompatibilidad manifiesta que existe entre el gobernador Celso Jaque y el diputado nacional Félix.

«La historia demuestra que los ex gobernadores que fueron diputados nacionales no terminaron aportando tanto como se esperaba», disparó Félix para significar que -para él- Jaque no puede figurar en las listas.

En la Casa de Gobierno la respuesta es igual de contundente: «Nuestra gestión hoy mantiene el 35% de adhesión con el que ganamos las elecciones en 2007. Y -entre otros- vencimos a Félix que hace tres años estuvo apoyando a Biffi. Todos pueden ser precandidatos, pero Félix no tiene derecho ni espaldas para ser candidato», enfatizan en el núcleo del gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here