Grandes fabricantes de teléfonos celulares reunidos esta semana en el Congreso Mundial de la Telefonía Móvil, han aprobado el cargador universal, aunque afirman que todavía quedan progresos por hacer.

Tres años antes, en este mismo Congreso, organizado en Barcelona, 17 fabricantes y operadores se habían comprometido a fabricar un cargador que serviría para todos.

El objetivo era que «la mayoría de los teléfonos móviles vendidos en 2012 fueran compatibles con este cargador universal», explicaron entonces operadores móviles GSMA, al lanzar la iniciativa, mientras la Comisión Europea también presionaba en ese sentido.
La fecha ha llegado, otros socios se han unido al proyecto, pero el balance sigue siendo limitado: un mismo cargador para todos los teléfonos, «lo hemos anunciado tantas veces y los consumidores siguen esperándolo», suspira Flavio Cuchietti, uno de los que supervisan el proyecto en el interior de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), organización dependiente de Naciones Unidas.
Un estudio llevado a cabo en 2011 por investigadores de la universidad de Génova (Italia) constató hasta 10 modelos diferentes por cada uno de los ocho grandes actores tecnológicos en el mercado.
Los fabricantes se muestran más optimistas. Samsung y Sony Mobile afirman que la totalidad de sus modelos están ya equipados con un cargador universal, que funciona con una conexión micro-USB.
En cuanto a Nokia, «alrededor del 70% de los teléfonos móviles vendidos en el segundo trimestre de 2011» lo tienen, asegura Peter Harrison, responsable de la reglamentación en el interior de la compañía finlandesa.
Pero, esta iniciativa «se ha dirigido claramente a los smartphones, que representan alrededor del 25-30% del mercado europeo», dice Flavio Cuchietti, que se pregunta «¿y qué pasa con el otro 70% y los países en vías de desarrollo?»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here