Por lo menos 12 personas murieron el martes en disturbios cerca de Kashgar, en Xinjiang, región autónoma china de mayoría musulmana, sacudida por la violencia entre uigures turcófonos y chinos hans, indicó la agencia de noticias oficial China Nueva.

Los «amotinados» atacaron con arma blanca en el distrito de Yecheng y mataron al menos a 10 personas, precisó la agencia.

China Nueva agregó que la policía mató a dos «asesinos» y perseguía a los otros.
Xinjiang, región occidental de China, suele ser escenario de disturbios a causa de las tensiones entre hans (etnia mayoritaria en China) y uigures (musulmanes turcófonos).
Los uigures denuncian ser objeto de represión cultural y religiosa, así como la inmigración de Hans, que encabezan el empuje económico de esta región todavía pobre, pero con muchos recursos naturales.
Xinjiang registró disturbios a fines de julio e inicios de agosto de 2011, tras los cuales China envió al lugar una brigada de élite de la policía antiterrorista.
Los ataques oficialmente atribuidos a los uigures y las respuestas de la policía causaron más de 20 muertos.
Una ola de violencia aún más sangrienta estalló en julio de 2009. Más de 1.600 personas resultaron heridas y cerca de 200 murieron en Urumqi, capital de esta región autónoma.
Las principales víctimas fueron hans. Los días siguientes, estos últimos se vengaron, lanzando expediciones punitivas contra los uigures.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here