La modelo y conductora de La cocina del show, Sofía Zámolo, acudió como invitada al programa La Biblia y el Calefón, que conduce Sebastián Wainraich por El Trece, junto a los actores Mirta Busnelli y Fernán Mirás y al bailarín Hernán Piquín.

Allí, Sofía confesó que cuando era chica se burlaban de ella en la escuela y hasta osaban criticarla, a pesar de ser ahora una de las mujeres más deseadas del país. «De chica me decían culona las chicas de mi colegio, en la primaria. Por suerte no las vi más. Eran tremandas, malas», confesó Zámolo.

«Mi papá era fachero, era un bombonazo. Mi mamá también, pero mi papá no la dejó ser modelo», dijo Sofía sobre los motivos de su belleza, y más tarde tuvo que contar cómo se encuentra ahora su vida sentimental con su pareja, el primo de Belén Francese, Gastón Rosetto, con quien salió dos años y se separó durante algún tiempo: «Estuvimos cinco meses separados y nos arreglamos el 24 de diciembre».

Sobre el tiempo que estuvieron distanciados, la modelo destacó que «cuanto uno menos sabe, mejor es. Durante ese tiempo me dediqué a trabajar muchísimo y puse mi cabeza en decorar mi casa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here