La presidenta Bachelet declaró estado de catástrofe: las dos regiones más afectadas están a cargo de los militares y ya decretaron toque de queda. Los expertos afirman que fue el sexto terremoto más poderoso de la historia, lo que ha sufrido el vecino país.

Dicen que las réplicas podrían continuar un año más. El caos es terrible en Chile, a punto tal en que una cárcel se tuvo que sacar a los presos.

En la provincia de Mendoza se sintieron hoy dos temblores  de tierra bastantes fuertes, uno de ellos se percibió en San Rafael.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here