empaque de duraznosEl subsecretario de Programación Agroalimentaria de la provincia Raúl Millán y el presidente ISCAMEN Leandro Montané visitaron un Galpón de Empaque donde se implementa el Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) para la exportación de frutas de pepita a Brasil. La recorrida se hizo junto a periodistas especializados en temas agropecuarios.

En un establecimiento ubicado en la zona de Maipú, funcionarios del Gobierno de Mendoza acompañaron a periodistas locales en la recorrida que tuvo como fin mostrar el trabajo conjunto que organismos provinciales, nacionales y sector privado llevan adelante para la exportación de frutas a mercados extranjeros, en este caso Brasil.

Durante la visita al Galpón de Empaque se pudo observar el trabajo conjunto de técnicos de SENASA y  de la Dirección de Protección Vegetal de Brasil en el momento del despacho de una partida de peras destinada a Brasil, asimismo se observó el trabajo del inspector de ISCAMEN en la toma, corte de muestras y control de trazabilidad.

En ese marco se explicó que las exportaciones de fruta de pepita (manzana, pera y membrillo) desde Argentina a Brasil deben realizarse bajo un “sistema de certificación” que contempla controles de campo hasta despacho y trazabilidad de los productos. Este procedimiento es el denominado Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) cuyo objetivo es garantizar a Brasil  y otros mercados con exigencias similares, el mínimo riesgo de introducción de larvas vivas de la plaga carpocapsa.
Este sistema fue aprobado por el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA) mediante la Resolución Nº 891/2002 y aceptado por Brasil, llevándose a cabo en todas las zonas productoras de manzanas, peras y membrillos de Argentina que tienen como destino final el mercado brasilero.

Carpocapsa Cydia pomonella (L.)

La Carpocapsa afecta manzanos, perales, membrillos y nogales. El adulto llamado también -“polilla de la pera y la manzana”- mide entre 15 y 22 milímetros con las alas abiertas. Es gris ceniza, con finas líneas marrones y una característica mancha cobriza semicircular en el extremo inferior. Si bien no es posible ver estas mariposas volando en el invierno, las plagas no desaparecen. En esa época del año se encuentran como larva invernante refugiadas en la corteza de los árboles, en los puntales, los bins e incluso en los galpones.
Las larvas pasan el invierno en las grietas del árbol ó debajo de la corteza, envueltas en un capullo. En la primavera, cuando aumentan las temperaturas nacen las mariposas. Las hembras ponen entre 80 y 100 huevos cada una y lo hacen en forma aislada. Los huevos son pequeños, -alrededor de un milímetro- y es difícil observarlos a simple vista, pueden encontrarse en hojas o frutos. De ese huevo nace la larva, que se dirige directamente al fruto.

En el interior del fruto termina su desarrollo, hasta que se “tira” con un hilo de seda, para empupar. Así se completa el ciclo. Es la larva la que  daña la fruta, ya que al perforar la piel del fruto, se introduce en la pulpa cavando galerías, en dirección a las semillas.

Carpocapsa: situación de Brasil con respecto a esta plaga

La Carpocapsa o polilla de la pera y la manzana, está categorizada en Brasil como plaga cuarentenaria A2, es decir que la plaga está presente, con distribución parcial y bajo control oficial.

Durante el año 2002, Brasil, el principal mercado de Mendoza, cerró su frontera a las frutas argentinas por la presencia de carpocapsa. La “Sanidad Vegetal”  es un valor al cual está ligado la apertura o el cierre de mercados. La condición fitosanitaria del país de destino, en relación a una plaga y para un producto, determina la importancia de la garantía de Sanidad Vegetal que debe ofrecer el vendedor.
El Sistema de Mitigación de Riesgo es un paquete tecnológico que minimiza la posibilidad de introducción de la plaga en un área protegida. En este sistema intervienen diferentes actores como son los productores, exportadores, empacadores, SENASA, Dirección de Sanidad Vegetal de Brasil e ISCAMEN.
Los seguimientos y controles, están orientados a la verificación de las actividades y registros que debe realizar el productor a fin de que se logre un control adecuado de la plaga en el campo y posteriormente los registros en el galpón de empaque, permiten realizar una trazabilidad adecuada de la fruta, pudiendo de esta manera identificar la procedencia y estado sanitario de la parcela inscripta para exportar a Brasil.

Campaña 2009/2010

El día 19 de Octubre de 2009 venció el Sistema de Mitigación de Riesgo oportunamente acordado entre las partes (Brasil y Argentina). En una reunión Bilateral realizada a mediados del año 2009 se acordó verbalmente extender automáticamente el Sistema de Mitigación de Riesgos por 2 años más,  sin embargo cuando las autoridades argentinas solicitaron que se volcaran los términos de ese acuerdo en la documentación oficial, las autoridades agrícolas brasileñas enviaron una propuesta de modificación para extender el sistema por un año. La misma contenía diferencias operativas en el sistema,  muchas de las cuales eran técnicamente muy difíciles de cumplir. Básicamente Brasil planteó fuertes exigencias para aquellos lotes en los cuales durante la campaña pasada se detectó la presencia de larvas vivas de Carpocapsa durante la inspección conjunta.

A partir de una reunión realizada en la sede de SENASA en General Roca (Río Negro) de la cual participaron todos los actores productivos y organismos oficiales comprometidos con esta problemática, se elaboró una contrapropuesta técnica viable para mejorar el aseguramiento sanitario que pretende Brasil.

El día 7 de Enero de 2010, se publicó en el Boletín Oficial de Brasil la Instrucción Normativa Nº 1 del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento que prorroga el Sistema para la exportación de frutas argentinas durante la cosecha 2009/2010. Contiene además todos los puntos en los que se lograron acuerdos y hace factible comenzar las exportaciones en la presente campaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here