La policía había establecido una búsqueda en las cercanías de la casa donde fue hallado el cuerpito del bebé.

Un bebé de dos meses fue encontrado sin vida en el techo de una vivienda de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, aparentemente muerto por asfixia, y por el hecho fue detenida su madre de 19 años, quien en principio había denunciado el secuestro del pequeño y luego se desdijo.

 

El jefe zonal de la Policía de Río Cuarto, Oscar Zuin, precisó a Télam que la mujer había llamado en las últimas horas de la tarde del lunes denunciando el “secuestro” de su bebé recién nacido, por lo que el personal realizó un rápido operativo en el domicilio de la zona de Villa Dálcar y los alrededores para obtener pistas.

“Se trabajó con la urgencia del caso, y al no obtener elementos concretos, decidimos hablar nuevamente con la mujer y la versión empezó a cambiar”, manifestó, y añadió que «fue entonces cuando se comenzó a trabajar pensando hacia adentro y no hacia afuera”.

A partir de entonces, se inició una búsqueda en el lugar que derivó en el hallazgo del bebé muerto en el techo de la vivienda.

El cuerpo tenía «una tela que rodeaba el cuello, por lo tanto en principio la hipótesis en que se trabaja es la del ahorcamiento», sostuvo el jefe policial, aunque aclaró que «se esperan los resultados de la autopsia ordenada por el fiscal Javier Di Santo».

Zuin detalló que la madre del pequeño fue detenida e imputada por el delito de `homicidio calificado, agravado por el vínculo`.

Por su parte, el jefe de la departamental policial, comisario Carlos Galbucera, dijo a Télam que «el hecho ocurrió en el seno de una familia bien constituida”, al tiempo que detalló que «el matrimonio tiene otro chico de un año y medio».

Hasta el momento la imputación recayó sólo sobre la madre, ya que cuando se produjo la muerte del bebé, el padre, que es carpintero, se encontraba trabajando, precisó la fuente policial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here