Científicos realizaron un estudio en ratones que demostró que comían incluso cuando estaban hartos de hacerlo.

Comer sin controlCientíficos descubrieron un grupo de neuronas que, al activarse, provocan en los ratones un ansia irreprimible por la comida, cosa que los hace comer en exceso incluso aunque el hambre ya esté saciado. Es un circuito que actúa sobre la región del cerebro que controla las reacciones emocionales.

La investigación, que fue publicada en la revista Science, fue realizada por científicos de la Universidad de Carolina del Norte y explican que esta ansiedad actúa sobre el hipotálamo lateral, que controla la sensación de hambre.

Las neuronas que lo conforman se activan durante la alimentación e inhiben la actividad del hipotálamo que, al controlar el hambre, todo se desfasa.

De esta manera, a través de una técnica llamada optogenética, que fue desarrollada por la Universidad de Stanford, activaron y desactivaron a voluntad los circuitos neuronales en los ratones. De esta manera cuando activaron este grupo de neuronas notaron que los ratones comían descontroladamente, incluso cuando ya estaban hartos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here