Según la defensa del detenido, el Código Penal prevé prisión de 6 meses a 2 años para estos casos, osea delito excarcelable e

Zulema Vargas, esperaba a su segundo hijo, pero esta alegría, le fue arrebatada.
Zulema Vargas, esperaba a su segundo hijo, pero esta alegría, le fue arrebatada.

Mateo Sosa tiene 20 años, y fue detenido este viernes por ser uno de los delincuentes que el martes por la noche, asaltó a una mujer y su hijo de solo 4 años en el departamento de San Martín. Pero al margen del delito, lo grave y que desató la indignación de la comunidad, fue que el detenido, tiró a la mujer al piso y comenzó a darle de patadas en el vientre, pese a las súplicas de la mujer que le informó de su embarazo. Nada importó y el detenido, siguió pateando a la víctima provocando la muerte del bebé de 7 meses de gestación, sumado a que también golpeó y pellizcó al niño de 4 años a modo de intimidación, para alzrse con lo único que pudieron ofrecerle las víctimas: dos celulares comunes y dos litros de nafta.

Pero pese a ser detenido e imputado por «lesiones seguidas por aborto preterintencional», Sosa no iría a la cárcel a menos que el Juez le indalgue otro delito, puesto que el Código Penal prevé prisión de 6 meses a 2 años para «el que con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de embarazo de la paciente fuere notorio o le constare»

Es decir que al ser una pena menor a 3 años, es excarcelable.

En tanto, la policía busca dar con el cómplice de Sosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here