ciurca-jpgLa policía de Mendoza seguirá realizando los procedimientos que correspondan, a los tenedores de droga, y remitirá las actuaciones a la justicia.


La argumentación de la fuerza policial provincial para no modificar su forma de proceder es que el fallo judicial no modifica la Ley de Estupefacientes, que en un párrafo del artículo 14 penaliza la posesión de pequeñas cantidades de drogas. Si bien los tribunales inferiores a la hora de disponer sobre estas causas tendrán presente la línea marcada desde el máximo tribunal, los poseedores de sustancias prohibidas que sean sorprendidos por la Policía serán encausados en la Justicia federal antes de beneficiarse con los alcances del pronunciamiento unánime de los supremos.

Mientras tanto, si una persona es sometida a una requisa o al allanamiento de su propiedad y se detecta la tenencia de una cantidad mínima de estupefacientes en su poder, será trasladada a la dependencia policial con jurisprudencia en el sitio del procedimiento y puesta a disposición de la Justicia federal.

Está claro, como advirtió Ciurca, que para la Policía sigue vigente el contenido completo del artículo 14 de la Ley 23.737, cuya segunda parte fue considerada inconstitucional por la Corte Suprema. «Será reprimido con prisión de uno a seis años y multa de trescientos a seis mil australes el que tuviere en su poder estupefacientes», consigna el primer párrafo del citado artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here