Buques de guerra de ambos países realizaron los ejercicios en el mar de Japón. En las maniobras de hoy, dispararon torpedos con el objetivo de enviar una señal de advertencia a Corea del Norte con motivo del hundimiento de una corbeta surcoreana en marzo pasado.

Una investigación internacional dirigida por Seúl concluyó en mayo que el hundimiento del buque de guerra surcoreano el pasado 26 de marzo se produjo por el impacto de un torpedo de factura norcoreana. En el incidente murieron 46 marineros.

En los ejercicios, que comenzaron el domingo y acabarán el miércoles, participan el portaaviones estadounidense George Washington, varios destructores de ambos países, unos 200 aviones y 8.000 militares.

Pyongyang amenazó con emprender una guerra de represalia como respuesta a las maniobras. Sin embargo, según fuentes oficiales surcoreanas, Seúl estrechó la vigilancia sobre las actividades del vecino del norte y no detectó ningún movimiento hasta ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here