El fenómeno del domingo pasado provocó además cerca de 900 heridos y dañó más de ocho mil estructuras. La ciudad más afectada fue Joplin, donde las víctimas fatales ascienden a 125, según los nuevos datos oficiales acerca de la catástrofe natural.

Las autoridades de Missouri actualizaron los datos sobre lo que dejó el fuerte tornado que arrasó el domingo pasado esa zona de Estados Unidos. La escalofriante cifra es la de los desaparecidos que ascienden a 232. Todos son habitantes de la ciudad de Joplin, que quedó destruída tras el paso del potente viento.

La subdirectora del departamento de Seguridad Pública del estado, Andrea Spillars, afirmó que los oficiales están seguros de la muerte de algunos desaparecidos, pero no especificó cuántos serían. Además indicó que hay cerca de 900 heridos y 8.000 estructuras dañadas.

El meteoro que sacudió una franja de unos 10 kilómetros en ese territorio, ocasionó 125 víctimas fatales el domingo pasado.

Los equipos de socorro continúan este jueves la búsqueda de los posibles sobrevivientes a cuatro días del meteoro, en medio de la angustia y desesperación de familiares.

Después de Joplin, otros tornados causaron más muertes. Al menos 14 fallecidos fue el saldo de las violentas tormentas locales que azotaron a Oklahoma, Kansas y Arkansas, también en la misma región centroeste del país.

Estos fenómenos no son más que una cadena mortal de tornados, que ya en abril ocasionaron casi 400 víctimas fatales en el sur estadounidense, impactado también por una crecida sin precedentes del río Misisipi.

El presidente Barack Obama anunció que viajará el próximo domingo a Joplin a su regreso de su gira de seis días por Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here