La divisa estadounidense subió medio centavo en las agencias de cambio de la “city” porteña y los operadores estiman que seguirá en estos niveles durante los próximos días. La Bolsa descendía 1,43%, al ritmo de los mercados internacionales.

El dólar arrancó la semana con una leve recorrido ascendente que lo dejó en las principales agencias de cambio del microcentro porteño entre 3,685 3,69 pesos para la compra y hasta 3,72 para la venta.

En rigor la tendencia provino del sector mayorista donde operan bancos y empresas respondiendo al estímulo que significan las compras oficiales que parecen fijar un nuevo «piso» en los valores de la divisa estadounidense.

Según los informes cambiarios más difundidos, el mercado cuenta con una notoria oferta producto de la liquidación de los exportadores, que obliga al Banco Central a estabilizar los precios con ligeras fluctuaciones hacia arriba, en simultáneo con el propósito de sumar lentamente dólares a las reservas internacionales.

En las últimas jornadas la liquidación de exportaciones rondan un promedio de 100 millones de dólares por día, cuando hace menos de un mes llegaban a los 40 millones.

Durante la semana pasada, los exportadores de cereales y la industria aceitera liquidaron operaciones por 531 millones de dólares, un 11,15 por ciento (53,3 millones) más que en los cinco días previos. Con las liquidaciones de las tres primeras semanas de abril, el acumulado del año totaliza 5.128,16 millones de dólares, según estimaciones privadas.

En el mercado mayorista el billete estadounidense cerró a 3,7050 pesos, frente a los 3,6975 que se pagaron el viernes último, mientras que a futuro se tomaron coberturas a 3,744 pesos (+0,24%) para fin de mayo. Los informes cambiarios predicen un tipo de cambio a fin de año en torno a los 4,00 pesos.

Pese a la corrección de hoy, avalado por la autoridad monetaria, los analistas no perciben un cambio radical de expectativas que aliente un proceso de dolarización de carteras como expresión de incertidumbre en lo que resta del primer semestre del año.

En el circuito mayorista de dinero el «call» entre bancos permaneció en torno a una tasa del 11,00 por ciento anual y en el segmento de los depósitos a plazo fijo se ofreció un rendimiento promedio del 12,64 por ciento anual, equivalente al 1,03 mensual.

Por otro lado, la Bolsa de Comercio se sumaba al retroceso de los mercados internacionales teniendo como guía principal todo lo que sucedía en Wall Street. El índice Merval de los papeles líderes descendía 1,43 por ciento.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here