Por primera vez se destinará el  50% del total de los ingresos por impuesto ($48 millones) que se recaudaron durante el 2009 por exportaciones vitivinícolas. Los recursos se utilizarán en mejora de la calidad, buenas prácticas de elaboración e  integración de productores.  Habrá más dinero para promocionar el consumo interno.

El gobernador Celso Jaque informó que la Nación destinará a Mendoza $ 24 millones de las retenciones al sector vitivinícola, que se utilizarán para la promoción del sector y la integración de los pequeños y medianos productores.

Durante el anuncio realizado en casa de gobierno, Jaque estuvo acompañado por funcionarios del Ministerio de Producción y representantes del sector agrupados en la Corporación Vitivinícola (Coviar).

Por primera vez desde que se aplican las retenciones, la Nación destinará el  50% del total de los ingresos por impuesto ($48 millones) que se recaudaron durante el 2009 por exportaciones vitivinícolas y que ahora se volcarán al sector.

“Estos montos están dirigidos con una visión productiva que beneficia a todos los sectores que están en la cadena vitivinícola y no sólo a un eslabón en particular”, explicó Jaque.

“En este caso la Nación devuelve a Mendoza estos $24 millones que corresponden al ejercicio 2009 para la producción, elaboración y comercialización de la cadena vitivinícola”, explicó el subsecretario de Programación Industrial, Javier Espina.

A través del Ministerio de Producción se priorizarán estos fondos a distintos programas de financiamiento que se destinarán a la producción, a prácticas de manufactura, cosecha, subsidio para la elaboración de mosto y promoción del vino a través de la Coviar.

Además, se apuesta a la mejora de la calidad, de comercialización sobre todo en vinos básicos para poder ganar mercados. “Estamos priorizando también la implementación de calidad por parte de pequeños productores de las pequeñas bodegas”, informó Mercau.

Para Juan Carlos Pina de Bodegas de Argentina, se busca reforzar la demanda para sostener el mercado interno que en los últimos diez años ha tenido una caída considerable.  “El desafío que tenemos es sostener al mercado interno y creo que estos montos servirán para promocionar más al sector”.

En esta línea, Ángel Vespa, representante de Chandon, indicó que el aporte de la Nación se traduce en fondos que se destinarán a la integración de productores y a la mejora de la calidad del vino. “Se busca que los productores apuesten a la integración y este dinero servirá para este fin, entre otros beneficios”.

“La no concentración de la vitivinicultura y la integración de sus productores es un punto que no sólo es beneficioso para los pequeños productores sino que genera un sistema mucho más estable”, agregó José Zuccardi de la bodega del mismo nombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here