Tras ‘pie grande’

Un grupo de criptozoólogos rusos anunció este martes que hubo al menos tres avistamientos de Pie Grande en Siberia entre agosto y septiembre. Al parecer, los especialistas lograron recolectar un pelo que pertenecería a uno de los homínidos localizados.

Las criaturas (que podrían ser una sola) fueron divisadas en la región de Kémerovo, en Rusia, donde tres hombres que no se conocían entre sí aseguraron haber visto «un ser que parecía ser un oso erguido», informó el sitio The Siberian Times.

La noticia se difundió rápidamente a través de la web, pero uno de los hombres que vieron a Pie Grande prefirió no hablar a los medios, mientras que otro de los testigos aseguró que vio a dos yetis tomando agua en el margen del río cerca de la localidad de Myski.

«Pensé que eran dos osos, pero cuando me vieron se pararon erguidos y se marcharon. No tenía intención de perseguirlos», explicó el hombre, un pescador llamado Vitaly Vershinin. El testigo que prefirió no hablar confirmó que vio una criatura similar en el distrito de Tashtagolski.

El tercer caso de avistaje de un yeti tuvo lugar en Kuzbass, una localidad de la región de Kémerovo, donde navegantes a bordo de un barco de vela aseguraron que vieron a Pie Grande al borde del río Mras – Su. En vez de compararlos con osos, los testigos describieron a las criaturas como «animales altos que se veían como personas».

Sin embargo, todos los avistajes podrían ser producto de la imaginación de los testigos, o de la de los pobladores de la región, sobre todo considerando que no hace mucho un impostor murió al tratar de hacerse pasar por Pie Grande.