Noche de topless

Uno diría que a una modelo sensual y curvilínea como Zaira Nara le basta con mostrarse y sonreír para obtener un 10 del jurado, pero el jueves pasado Zaira Nara probó que, además, hay que saber hacer piruetas en un caño metálico emplazado en medio de una pista de baile.

La menor de las Nara cosechó unos magros 23 puntos junto a su bailarín, Pier Fritzche, después de bailar un tema de Aerosmith en el que ella hacía de novia abandonada.

Pero como ningún guiño a su vida personal le sirvió para la coreografía, la morocha jugó su última carta: un topless solapado por su compañero.

«Me faltó impacto y seducción en vos. Si van a hacer un topless háganlo y muestren lo que haya que mostrar», reprochó Moria Casán, experta conocedora en el tema.

El topless de Zaira es el primero que hace tras la brusca separación con Diego Forlán.

Belén Francese y Érika Mitdank también se animaron a quedarse en topless y así subieron la temperatura en la noche del jueves del Bailando 2011. Belén sorprendió a todos ya que sólo tuvo siete horas de ensayo. A último momento, tuvo que reemplazar a la participante Mónica Listorti, quien se lesionó.

De esta manera, Belén y Maxi Diorio, con un sexy vestuario de cuero, realizaron una performance hot. En el final, Belén se quedó en topless y Maxi con una pequeña tanga. Además él le derramó leche sobre ella.

Mientras que Tinelli se dio el gusto de acomodarle el corpiño a Belén. El jurado le puso 24 puntos.

Por otra parte, Érika Mitdank, vestida como una mucamita hot, bailó una caño muy sensual. Ella también se animó a quedarse en topless y fue por más junto a su pareja, ya que se sacaron casi todo su vestuario.

Así, la bebota del Bailando logró bailar sin marearse como le había pasado en la última gala. «Me estoy alimentando mejor y los estudios me salieron bien», dijo la participante que había declarado tener trastornos de alimentación. En total el jurado le puso un total de 28 puntos.