Plaza San Martín- inmediaciones del ataque- imagen ilustrativa

Jesús Herrera es uno de los operadores de radio más conocidos del medio, ya que se encarga de “poner al aire” la mañana de LV4. ‘El Negro’, como lo llamamos sus compañeros, vivió un violento episodio esta mañana muy temprano cuando venía a trabajar .Un grupo de jóvenes le arrojaron gas pimienta a la cara.

Luego de estacionar su vehículo en inmediaciones de calle Comandante Salas, tomó su mochila y se dirigió hacia la radio por la vereda Oeste, cuando iba cruzando la calle para subir a la vereda de la Municipalidad escuchó a unos jóvenes que gritaban y caminaban por la vereda de enfrente, la de la plaza San Martín.

“Cuando escuché que hacían mucho ruido y hablaban fuerte detrás de mí –contó Jesús- me di vuelta e inmediatamente me echaron algo en la cara que me hizo arder muchísimo.” Eran tres los jóvenes que lo atacaron y nuestro compañero de trabajo considera que “habían tomado de más”. Dice que se asustó mucho porque en ese momento no sabía que le habían arrojado y además del ardor no podía ver. “No sabía si se trataba de ácido, algún químico, no sé”- dice Jesús.

Posteriormente, cuando llegó un móvil policial, se enteró que se trataba de gas pimienta. Pero esto no ocurrió hasta pasados alrededor de 20 minutos del episodio, luego de solicitar ayuda en la delegación local de la Policía Federal y de esperar por el arribo de la policía de la Provincia.

Jesús considera que los chicos “deben haber creído que en lugar del equipo del  mate, yo llevaba una computadora o algo así en la mochila y cuando se dieron cuenta que no, se fueron y no me hicieron nada ni se llevaron nada. Pero yo me asusté mucho porque no sabía qué me habían echado ni qué pretendían hacer”-cuenta.

El hecho se produjo antes de las 5:30 de esta mañana. Después de las 6:00 nuestro compañero con la cara enrojecida y los ojos hinchados se sentó frente a los controles, encendió las consolas y continuó entregando la magia que despliega  el aire de la radio. Quizá sus agresores hayan conciliado el sueño luego de una noche de descontrol acunados por la música que Jesús hacía sonar en sus receptores de radio…

C.A.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here