La marea negra ha puesto a la petrolera y Tony Hayward en el centro de las críticas por su gestión de la peor catástrofe ecológica en la historia de Estados Unidos.

La renuncia del director ejecutivo podría ser confirmada por BP en las próximas 24 horas.

Hayward probablemente será reemplazado por su colega estadounidense Bob Dudley, quien lideró los esfuerzos de BP por contener el vertido de crudo.

De acuerdo con las informaciones difundidas por los medios, este fin de semana tuvieron lugar negociaciones en BP para abordar la cuestión de una indemnización a Hayward.

Los analistas esperan que BP mantenga pese a la marea negra unos beneficios de 10.000 millones de dólares en los primeros seis meses del año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here