Paraguay y Argentina negocian para evacuar a sus ciudadanos de Tarija. Manifestanes cortan la frontera para exigir que la vecina Chuquisaca no reciba regalías gasíferas.

 

Miles de turistas no pueden pasar y se agrava la situación por la falta de víveres.

 

Los habitantes de Tarija, este departamento sureño al sur de Bolivia, comenzaron la semana pasada realizan un bloqueo de las carreteras que ha provocado el desabastecimiento de combustible y la subida del precio de los alimentos.

El tránsito por la frontera se ha visto afectado, al igual que el sector exportador boliviano. El cónsul de Argentina en la región oriental de Santa Cruz, Ricardo Di Lelle, informó a la radioemisora Erbol que más de 200 turistas argentinos se encuentran bloqueados. «Nosotros, a nombre del Gobierno argentino, hacemos el pedido a favor de los compatriotas que están afectados por los bloqueos y no pueden regresar al país», indicó.

En la ciudad tarijeña de Villamontes, vecina a Paraguay, también hay decenas de camioneros esperando que se solucione el conflicto para que se les habrá paso en la frontera.

Los habitantes de Tarija señalan que no tienen porqué compartir con la vecina Chuquisaca las regalías del campo gasífero Margarita, operado por la petrolera hispano-argentina Repsol, como las autoridades de ese departamento reclaman.

Para solucionar este conflicto interno, el Gobierno de Evo Morales ha convocado a los dos sectores en la región oriental de Santa Cruz para acordar un acuerdo, pero según informó el vicepresidente cívico de Tarija, Mario Cavero, no se ha llegado por ahora a ningún acuerdo significativo.

Para la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), en la semana de bloqueo se han dejado de ganar un millón de dólares en pérdidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here