El problema de bañarse en lugares no habilitados, es la falta de seguridad.

Un problema que se presenta todos los años tiene que ver con los bañistas que utilizan cauces de agua como canales y acequias para refrescarse de las altas temperaturas, pero sin tener en cuenta normas mínimas de seguridad y por otro lado, perjudicando a productores y vecinos por la interrupción del cauce. A esto se sumarán los fuertes controles en espejos de agua.

Generalmente para esta época comienzan a registrarse casos donde bañistas cortan o taponan los canales de riego para refrescarse de las altas temperaturas y con ello no solo ocasionan un perjuicio a regantes y vecinos, sino también y como ha pasado en varios casos, generan accidentes que terminan siendo mortales, puesto que no se cumplen las normas mínimas de seguridad necesarias. Este año, el gobierno de Mendoza recordó que está prohibido bañarse en todos los canales de riego y será la policía, al igual que otros años, la encargada de hacer cumplir esta norma, estableciendo controles en lugares fijos, como el Canal Pavés y el canal marginal sobre Calle Los Filtros y Juan XXIII, los lugares más conflictivos en el departamento.

También se reforzará la presencia en los espejos de agua con el inicio del operativo “Verano Seguro”, que apunta a prevenir accidentes en los espejos de agua y cauces de riego.

El 25 y 26 de diciembre se reforzarán los controles en los accesos a los espejos de agua. Habrá inspecciones y controles en diques, canales, lagos y cauces por parte del personal de Defensa Civil y de Bomberos del Ministerio de Seguridad. Además se realizará por primera vez controles de alcoholemia a conductores náuticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here