Han sido encontrados al menos 26 cuerpos de personas asesinadas en tres camionetas estacionadas en una de las zonas de mayor tráfico de Guadalajara (México). El hallazgo se produce en vísperas de la inauguración de la 25 edición de la Feria Internacional del Libro de esta ciudad, la más importante de habla hispana.

 

Los cadáveres, cuyo número está aún por determinar, fueron hallados en tres camionetas aparcadas en los alrededores de los Arcos del Milenio, en el cruce de las calles Lázaro Cárdenas y Mariano Otero, cerca de donde se encuentra la Expo de Guadalajara. Se cree que las camionetas habrían sido estacionadas en la zona entre las cinco y las seis de esta mañana, pero no se descubrieron hasta una hora más tarde, cuando la policía investigaba si se trataba de vehículos abandonados.

 

Los accesos a la zona fueron cortados de inmediato. Miembros del Ejército mexicano y de las policías federal y local acordonan el centro de la ciudad. Al parecer, el cartel del Milenio, un grupo poco conocido del crimen organizado que opera en el centro del país, habría dejado dos mensajes escritos en cartulinas en los cadáveres dirigidos al gobernador del Estado, Emilio González Márquez, del Partido de Acción Nacional (PAN), el partido del presidente Felipe Calderón. El gobernador del Estado, que dijo sentirse “consternado” e “indignado” en su cuenta de Twitter, convocó de urgencia una reunión de su gabinete, para investigar los hechos y tomar medidas. Pese a las oscuridad que rodea la actividad del narco, algunos expertos anticipan que el cartel del Milenio se fusionó tiempo atrás con Los Zetas y que la matanza de Guadalajara podría estar relacionada con los cadáveres dejados en las calles de Veracruz a finales del pasado septiembre.

 

Todas las víctimas son hombres, según las primeras investigaciones. Los cuerpos, algunos de ellos semidesnudos y maniatados, estaban repartidos en grupos de diez, ocho y cinco en tres furgonetas de diferentes modelos con matrículas de Jalisco, Estado del que Guadalajara es capital, y del Estado de México. Los vehículos no contenían artefactos explosivos. La Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Estado señaló que el número de muertos podría aumentar cuando se haga la descarga de los cadáveres en el servicio médico forense. La policía local informó de que se tenían vídeos que habían registrado el paso de las camionetas y que esperaban identificar en las próximas horas a sus conductores y a las víctimas.

 

Los cadáveres fueron hallados en tres camionetas en una céntrica avenida de la ciudad

El tráfico se normalizó pasadas las nueve de la mañana, pero los vecinos de este emblemático lugar de Guadalajara están muy impactados por el suceso. Cerca de los Arcos del Milenio, mastodónticos y amarillos, Fernando Ernelas, de 65 años, se muestra temeroso por lo que pueda ocurrir de aquí en adelante: “Esta ciudad estaba más o menos aislada de la violencia tan terrible del resto del país, pero con esto ya no sé qué pensar. Nunca habían matado a tantas personas, y dejadas así”, informa Winston Manrique desde Guadalajara.

 

El hallazgo se produce pocas semanas después de celebrarse los Juegos Panamericanos, considerados unánimemente un auténtico éxito mexicano tanto en lo deportivo como en materia de seguridad, y cuando ya se había levantado el fuerte dispositivo de seguridad que tenía la capital de Jalisco. Uno de los agentes viales llamados hoy a controlar la zona asegura que “una cosa es que aparezcan dos o tres muertos de vez en cuando y otra muy distinta con lo que nos hemos levantado hoy. La verdad es que no estamos acostumbrados a una situación como esta”.

 

El sábado se inaugura la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el evento cultural más importante de la ciudad, que el año pasado atrajo a más de 600.000 personas. La organización de la FIL ha dicho que por ahora no haría ninguna declaración.

 

El miércoles fue otra jornada negra en México. En Culiacán, capital del Estado de Sinaloa, y otras dos localidades fueron hallados a lo largo del día 26 cadáveres, 16 de ellos calcinados y el resto acribillados a balazos. Entre las víctimas se cree que pueden hallarse cuatro policías que habían sido secuestrados días atrás. Las autoridades mexicanas explicaron que las muertes se deben a disputas por el territorio entre varios grupos rivales del crimen organizado. El cartel de Sinaloa está dirigido por Joaquín, Chapo, Guzmán, el hombre más buscado de México.

 

Dada la ola de violencia vivida en los últimos días, el gobernador de Sinaloa, Mario López, y su secretario de Gobernación, Gerardo Vargas, decidieron sacar a sus hijos del país para poder realizar su trabajo sin la presión de las amenazas del narcotráfico. “Tomamos medidas extremas el gobernador y un servidor y mandamos a nuestros hijos fuera del país y fuera del Estado, del tal manera que no tuviéramos nosotros esa presión por parte de la delincuencia, de que si hacemos nuestro trabajo iban a ir a por alguien de la familia”, declaró Vargas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here