La polémica rodeó a Teófilo

Le hicieron un penal, pero Pompei entendió que había simulado y le sacó la quinta amarilla. Después pegó un planchazo que merecía la expulsión, pero el árbitro lo dejó en la cancha.

Una noche que parecía tranquila terminó con toda la furia para Racing en La Paternal. Ganaba bien, sin despeinarse ante Argentinos Juniors, pero en unos minutos descarriló. Le hicieron un gol, le expulsaron a un futbolista, no le cobraron un claro penal y al rato le volvieron a convertir.

Justamente, el penal obviado por el árbitro Juan Pablo Pompei tuvo a Teófilo Gutiérrez como protagonista. El colombiano recibió una clara falta de Juan Sabia cuando ingresó al área y el juez en vez de cobrar la infracción, amonestó injustamente al delantero.

Esa jugada y el gol posterior de Prósperi exaltaron a todos en La Academia. Uno de ellos fue el propio Teo, que en tiempo de descuento fue a pelear una pelota por la derecha y en vez de trabar, fue directo a la pierna de Mauro Bogado, al que le hizo un corte profundo en su pierna derecha.

Una mancha que opacó la buena actuación del colombiano en el área rival, tras el buen gol convertido en el primer tiempo.