Una nota publicada ayer en La Nacion deja trascender que por primera vez Mauricio Macri ha sentido en términos de imagen la confrontación con el gobierno nacional por el Subt

Bajo el título «Macri sale de la pelea diaria, preocupado por las encuestas», La Nacion da cuenta de que se encendieron algunas alarmas en torno a la imagen del Jefe de Gobierno porteño por el traspaso del subte.

 

Al contrario de lo que algún kirchnerista muy fanatizado pudiera suponer, Macri generalmente salía bien parado de los choques con Casa Rosada pero pareciera que ahora ha sido seriamente afectado en términos de imagen. La lectura en entrelíneas de la nota en cuestión indica que si una fuente del entorno de Mauricio Macri admite que «esta vez perdimos todos», es dable suponer que los números deben ser aún peores que lo que sugieren.

 

La parte graciosa llega cuando sobre el final se lee que allegados al Jefe de Gobierno dicen: «Tenemos que volver a poner el foco en la gestión» La verdad es que precisamente ahí radica el meollo del dilema macrista, pues no parece dispuesto a asumir que tarde o temprano tendrá que hacerse cargo del subte, ergo de «la gestión», con todo lo que ello implica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here