Así lo anunció el ministro de Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, el país que más recientemente se sumó a los aliados que operan sobre Libia.

Después de largas negociaciones, los países miembros de la OTAN acordaron este jueves tomar el mando de la intervención militar en Libia.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, había adelantado que su país dejaría el liderazgo de la ofensiva contra el líder Muamar Gaddafi, pero había aliados que no estaban de acuerdo con traspasar la dirección a la OTAN.

Finalmente, seis días después del inicio de la operación internacional sobre Libia, el ministro de Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, anunció que «la coalición constituida tras la reunión de París va a abandonar su misión lo más rápido posible y confiar la operación en su conjunto a la OTAN con un sistema de mando único”.

El ministro explicó que este «principio de acuerdo» había sido confirmado durante una teleconferencia son sus homólogos Hillary Clinton (EEUU), Alain Juppé (Francia) y William Hague (Reino Unido).

«Los países de la OTAN están de acuerdo para lanzar el proceso que va a permitirles tomar el relevo de la coalición el lunes o el martes», precisó una fuente diplomática de la Alianza Atlántica en Bruselas, citada por AFP. Según París, el compromiso prevé que la OTAN tenga el control de la parte estrictamente militar.

El «pilotaje político» de la intervención recaerá en un «grupo de contacto», distinto de los países participantes en las operaciones, que incluiría a los países árabes, la Liga Árabe y la Unión Africana. Su primera reunión está prevista este martes en Londres.

Sin embargo, los detalles finales del compromiso de la OTAN todavía no estaban claros al medio día de hoy.

Fuente: Elmundo.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here