Integrantes de la comunidad Mapuche, mantienen tomada desde ayer la planta de compresión de gas.

Los manifestantes ocuparon las instalaciones de la empresa Apache y se viven momentos de tensión; acusan a la empresa de contaminación; intervino la Justicia.

Un grupo de pobladores de origen mapuche mantenía hoy ocupada parte de la planta compresora de gas de la empresa Apache, en cercanías de la ciudad neuquina de Zapala, para denunciar que las perforaciones de la compañía contaminan el agua de la zona donde habitan.

A pesar de que por la protesta ya hay un día de paralización, la producción se había recuperado al menos en parte, informó la agencia DyN.

Los manifestantes, pertenecientes a la comunidad mapuche Gelay Ko reclaman, entre otros puntos, que la firma, de capitales norteamericanos, abandone la zona, ya que aseguran que con sus perforaciones estaría contaminando el agua en la zona.

Además, piden a las autoridades la construcción de viviendas y el aporte de elementos de trabajo.

La planta está situada a la zona del Anticlinal, a unos 30 kilómetros de Zapala, casi 200 kilómetros al oeste de la ciudad de Neuquén.

El grupo de mapuches ingresó el martes último a la empresa, que por razones de seguridad paralizó sus tareas. Hoy la firma retomó parte de su actividad.

La líder de la comunidad, Cristina Lincopán, acusó al gobierno provincial por su «falta de compromiso en la resolución del tema» y repudió el accionar de la empresa porque lleva a cabo «perforaciones inconsultas» en un territorio que el grupo considera de su propiedad ancestral, informó el diario Río Negro.

«Nos mantenemos firmes acá, la culpa es de la provincia que entrega concesiones sin el aval de las comunidades que viven en la zona», sostuvo el werken (vocero) del grupo, Martín Maliqueo.

El secretario de Seguridad de la provincia, Guillermo Pellini, precisó que se acordó con la firma «el reinicio de las actividades» por lo que estimó que «ya se habrían abierto los pozos para abastecer de gas a Zapala y Las Lajas».

De todas formas, voceros de la firma admitieron que temen que, en caso de continuar la medida de fuerza, se interrumpa la producción de la compresora de gas, informó el diario Río Negro.

Gran cantidad de policías recorría la zona de la planta ocupada, por orden del juez de Instrucción de Zapala, Oscar Domínguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here