James Cameron busca volver a elevar la vara y, además de las innovaciones tecnológicas, quiere revolucionar a la ciencia.

Ambicioso, después de batir el record mundial en recaudación con la película Avatar, el director de cine estadounidense busca elevarse en lo que será la secuela de la exitosa película.

Según publicaciones de algunos medios, Cameron quiere viajar al fondo de la superficie del océano para darle correlato a la millonaria historia y, de paso, hacerse del premio X-Prize, otorgado a los pioneros en el terreno de la exploración científica.

¿Cuál es el reconocimiento? Nada más y nada menos que un cheque por 10 millones de dólares.

El plan implica la construcción de un submarino especialmente diseñado para poder rodar las imágenes, que darán cuenta de una nueva historia en los océanos de Pandora.

En concreto, el director no sólo ha señalado que situará la mayor parte de la historia de la siguiente película en los océanos de Pandora, sino que explorará sus sistemas hermanos en una tercera entrega.

También ha comentado los planes que aún tiene para Avatar, como por ejemplo un reestreno de la película en una versión extendida este verano.

«Creamos un gran lienzo para el medio ambiente del film, que no sólo se aplica a Pandora, sino a todo el sistema Alpha Centauri AB. Nos expandiremos a través de ese sistema, incorporando más y más a la historia… pero no necesariamente en una segunda película, sino más bien en una tercera».

«Parte de mi atención para la segunda película estará en crear un entorno diferente, un escenario distinto dentro de Pandora. Y me centraré en el océano de Pandora, el cual será igual de rico y diverso y loco e imaginativo; simplemente no será otra jungla. No estoy diciendo que no veremos lo que ya hemos visto en la primera película; también veremos aún más de eso».

Está claro que a Cameron, ganador del Globo de Oro al mejor director, no le apetece estancarse en la jungla, sino que quiere seguir evolucionando la experiencia visual que fue Avatar  en sus secuelas, zambulléndose de pleno en la fauna oceánica de Pandora. Parece que aún tendremos que esperar para explorar el resto de sistemas, y conformarnos con terminar de ver lo que queda de la luna de los Na’Vi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here